jueves, 19 de marzo de 2015

"Poderosos Rituales con Sal".

La sal es una sustancia incolora, cristalizada y de gusto acre la cual es conocida desde épocas remotas. En la antigua Grecia gozaba de gran valor hasta el grado de llegar a ser considerada como moneda de cambio en el comercio de esclavos, mientras que por la misma época en Roma a los soldados se les pagaba con una ración de sal conocida como salarium argentum. De ahí derivó la palabra que conocemos para designar la remuneración del trabajo de una persona: salario.
Sin embargo, en la Biblia, la sal va adquiriendo otro valor, alejado ya de lo económico, al clasificarse como un elemento purificador. El Levítico impone a los hebreos salar abundantemente sus ofrendas como signo de su alianza con Dios. En el Segundo Libro de los Reyes, el profeta Eliseo purifica un río cuyas aguas eran tóxicas tirando sal. 
En otras culturas también ha existido ese concepto de la sal como purificador y protector contra lo negativo.  Alguna vez las campanas de las iglesias se bendecían con agua salada antes de ser echadas al vuelo, para establecer una buena comunicación con Dios y alejar los malos espíritus; así mismo, en el bautismo católico el pequeño se unge con agua salada.
En este sentido, existen rituales de purificación y de protección que usted puede realizar con la sal con el fin de alejar el desaliento y la baja de energía y, a la vez, protegerse contra las vibraciones negativas.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Ritual con Sal para Purificar una Habitación.
Si siente que su vivienda o un lugar específico de ella tiene una vibración negativa, 
conviene purificarlo mediante un ritual.  
Para ello, es necesario colocar en el centro de la habitación en un recipiente
 que contenga un poco de sal fina el cual será  diseminado 
con movimientos lentos de los brazos, a la vez que rota despacio 
en el sentido de las manecillas del reloj. 
Así se purificará no sólo el aire sino también todos los rincones de la habitación. 
Pasados unos minutos, se debe aspirar. 
Se recomienda usar preferiblemente la sal marina o la de roca sin yodo.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Ritual con Sal para Proteger una Casa 
Contra la Influencia Negativa de una Persona.
Si se percibe que una persona que visita una casa tiene malas intenciones 
con alguien que vive allí, se puede practicar un ritual 
con el fin de evitar su influencia.  
Para ello, se requiere una cucharada de sal  y una barrita de azufre.  
Se debe quemar dentro de un recipiente de metal un papel 
con el nombre de la persona negativa escrito en él.  
Luego, se coloca encima la sal y la barrita de azufre completamente rallada. 
Se guarda el recipiente en un lugar oscuro durante tres días.
 Transcurrido ese tiempo, se deja el recipiente, con su contenido, 
abandonado en el lugar más alejado que se encuentre
 (puede ser un basural).
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Ritual de la Sal para Proteger el Hogar 
de las Energías e Influencias Negativa
Para este ritual, se requiere los siguientes objetos: 
Sal fina, sal gorda marina, carbón  y un incensario 
o recipiente en el que se pueda quemar incienso litúrgico
Procedimiento: 
Verter tres pizcas de sal fina en cada uno de los ángulos
 de cada habitación de la casa. 
Colocar el carbón en el incensario o en el recipiente que hayamos escogido. 
Encender el carbón.  
Verter la sal marina gorda sobre el carbón ya encendido. 
Echar una cucharadita de incienso litúrgico sobre el carbón.
Con los pies descalzos, recorrer la casa portando el incensario, 
de forma que el humo llegue a todas las habitaciones, 
recitando en cada una de ellas la oración. 
Echar una pizca de sal fina en el dintel de cada puerta de la casa. 
Al terminar la ceremonia, la casa quedará purificada y protegida. 
Este rito puede ser repetido una vez al mes 
para mantenerla libre de influencias negativas.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Ritual con Sal para Renovar la Energía.
Añadir al agua del baño, sal previamente molida en el mortero; 
a medida que el agua resbala por la piel se debe pensar en sus enfermedades, 
problemas, inquietudes y situaciones que intranquilizan.
 Del mismo modo que la sal pasó del estado sólido al líquido, 
las malas energías abandonan el cuerpo y se neutralizan en el agua. 
De preferencia debe aplicarse el agua con sal con ayuda de una esponja 
para masajear el cuerpo con uniformidad. 
Finalmente, termine el baño de la manera acostumbrada, con agua y jabón.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Sal y Esencias.
Se puede combinar la sal con esencias teniendo el cuidado
 de que se impregne la sal de manera uniforme y sin empaparla.
 Se revuelve con un cucharón de madera 
y se deja reposar la mezcla unos minutos
 para verificar la concentración del aroma.
Finalmente, la sal se pone en un recipiente de vidrio  
y se utiliza cuando se desea tomar un baño prolongado de renovación de energía.
Entre las esencias que se pueden utilizar están:
Almendra: Tiene la alejar lo negativo.

Azahar: Renueva la energía que se ha gastado por agotamiento emocional.

Canela: De gran ayuda para la persona 
con problemas emocionales que desean superarse.

Lavanda: Protege de lo negativo.

Lila: Ayuda a restaurar el equilibrio energético.

Rosa: Sus efectos se relacionan directamente con las emociones, 
alivia la depresión, recupera el ánimo y eleva la autoestima.

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

Rituales con Sal para la Prosperidad.
Igualmente, la sal -específicamente la marina- puede ser utilizada 
para atraer la buena suerte y la prosperidad. 
 Para ello, debemos realizar lo siguiente:
Si desea tener un sueño que le revele un secreto
 que le ayude a obtener prosperidad, 
se debe  masajear antes de dormir en la noche, la planta de los pies con sal.

Para atraer la buena suerte, 
debemos echar, antes de beber el primer sorbo de vino en la comida, 
 tres granitos de sal. 
Este ritual debe ser hecho el domingo 
para atraer la buena suerte durante la semana.

Cuando se envíe un correo relacionado 
con un tema que nos debe beneficiar, 
tiraremos un poco de sal sobre el mismo.

Para atraer el dinero,
 haremos un montículo de sal 
y lo rodearemos de monedas de curso legal haciendo un círculo.

Antes de salir de viaje con un vehículo, 
echaremos un poco de sal delante 
y detrás del mismo con el motor en marcha, 
ya que ello procura suerte durante el trayecto.

Para atraer la suerte al hogar, 
tomaremos un pan redondo, 
le haremos un agujero en el centro y lo rellenaremos con sal.

Para protegernos contra enfermedades, 
pondremos un platito con sal debajo de las camas 
y la cambiaremos cada mes.

Publicado por “Isis Alada”
soyespiritual.com
Imagen revistadelconsumidor.gob.mx