jueves, 10 de julio de 2014

"La Magia de la Albahaca".



Poner en remojo en agua fría toda una noche un puñado de estas hojas. 
A la noche siguiente “regamos” la casa o el negocio con la mezcla 
después de rezar la siguiente oración: 

“Abro mis puertas con fe 
+ En los siete espíritus de la fortuna 
+ Espero que lleguen a esta casa 
+ Para que la dicha y la salud estén aquí 
+ Por los siete pueblos principales 
+ Por los siete libros sagrados 
+ Por los siete candelabros del templo de Salomón 
+ Por los siete huesos de la cabeza de Dios 
+ Por los santos ángeles guardianes 
+ san Miguel, san Rafael y san Gabriel, guía y guarda de Dios 
+ Que la bendición de Dios Padre Omnipotente 
+ Descienda sobre este lugar 
+ Amen”. 

Y por la mañana se barre todo hacia afuera 
para proteger el lugar y atraernos prosperidad.