sábado, 30 de agosto de 2014

"El Año de la Hechicera".



Sé que muchas de ustedes están teniendo problemas en este momento y me gustaría ofrecerles un poco de ayuda mientras transitan este Año de Transformación de la Hechicera. 

El Arquetipo de la Hechicera nos trae cambios y retos. Ella corta con todo lo viejo y lo que ya no nos sirve, para que tengamos la libertad y el espacio de renacer en una nueva forma. Si no hacemos esto de manera voluntaria, la Hechicera lo hará por nosotras. 

Los retos y cambios que muchas de ustedes están pasando puede que no sean cómodos, pero son positivos. Hay muchas cosas que ya no resuenan en tu vida ni con Su vibración o que ya no están en armonía con tu camino. Si no dejamos ir estos viejos aspectos y no nos adentramos completamente en el camino que la Energía Femenina Divina nos ha pedido transitar, entonces estaremos viviendo una vida que se contradice con el propósito de nuestra propia alma y compite con nuestras energías. Si es así, entonces es fácil entender por qué nos sentimos fuera de equilibrio y como que no encajamos con el propósito de nuestra vida.

Seguir el llamado del alma es muy sencillo, solo tenemos que seguir las emociones que abren nuestro corazón. Podemos usar nuestras emociones negativas como una guía. Si algo no nos gusta o no queremos algo, esto simplemente nos muestra lo que sí queremos.

Actividad: Enfócate todas las noches antes de dormir y cada mañana antes de levantarte en lo que quieres de la vida y trae tu atención a tu corazón y tus sentimientos. Observa como tu corazón se abre con tus pensamientos y tus visiones...

Las energías de la Hechicera casi siempre son muy duras cuando nuestro centro del Caldero (útero) está agotado y sin energía. Recuerda que cuando está conectado a la energía de la Madre Tierra y lleno de energía nuestra alma regresa a casa para morar en el Caldero, cuando esto pasa nosotras nos sentimos centradas, enraizadas, fuertes, en paz, completas y nuestro centro del Cáliz (corazón) se abre al amor. 

Actividad: Durante todo el día trae tu atención a tu Árbol del Útero y haz crecer tus raíces en la profundidad de la Tierra. Trae tu atención a tu útero y respira hacia tu útero tantas veces como puedas. Nuestro Caldero es el centro que corre por nuestro corazón y nuestra mente. Cuando está agotado es muy difícil pensar claramente, conectarnos a nuestra sabiduría interior, sentirnos fuertes y responder a todo lo que nos hace falta. Tenemos miedo o nos sentimos abrumadas. 

La Hechicera trae a la luz todas nuestras ideas, patrones y creencias que nos limitan, muchos de los cuales son una expresión de nuestro patrón de sobrevivencia; sentimientos y experiencias de falta de amor. Cuando nos sentimos amadas, sentimos que aceptamos y podemos permitir más y somos capaces de conectarnos con la armonía que viene de ser parte de una comunidad de mujeres que aman, trabajan y comparten juntas.

Actividad: Cuando te sientas estresada, detente por unos minutos y lleva tu atención a tu Árbol del Útero y haz crecer tus raíces en la profundidad de la Tierra. Después lleva tu atención a tu Cáliz (corazón) e inhala profundamente hacia tu corazón por un minuto. Enfócate en las cosas que amas. Finalmente mientras te sientes mejor, ábrete a la Luna arriba de ti y siente cómo te baña en su luz. Pídele que te muestre la mejor acción que puedes tomar en esta situación para tu mejor propósito. 

El camino de la Feminidad no puede recorrerse sola, sino juntas de la mano. Podemos ser individuales y únicas en este camino pero cuando lo hacemos juntas, de la misma forma y en la misma dirección algo maravilloso pasa, alcanzamos más de lo que podemos solas y esto nos hace sentir bien. Este es el camino femenino, el cual hemos perdido en un mundo competitivo y masculino. Es el aislamiento y la competitividad lo que nos hace sentir carentes y con miedo. Cuando estamos juntas, nos apoyamos y compartimos. Nunca más nos sentiremos solas y con una "falta de" mientras compartamos un camino verdaderamente femenino.

Actividad: Conecta con otras mujeres y comparte. Si sientes que tus patrones negativos con respecto al miedo se hacen presentes, utiliza el método descrito arriba para regresar a un estado de armonía. Contacta a otras mujeres con amor y aceptación, ofrece ayudarlas o compartir algo con ellas. Demuéstrales que no están solas y que no tienen que competir para ser abundantes y valiosas. Debes de saber que no estás sola, construye una comunidad de apoyo para que sepas que no tienes que hacer todo tú sola! Vive desde tu feminidad y desde el corazón y apoya a otras mientras ellas te apoyan a ti. 

Las energías de la Hechicera son muy creativas y espirituales, y necesitamos expresar estos aspectos de nosotras si es que queremos fluir cómodamente con sus energías este año. Trata de incorporar tu espiritualidad a tu vida de todos los días. 

Actividad: Ten un proyecto creativo. Algo que puedas hacer en pequeñas dosis pero que dure el resto del año. Puedes escribir una historia, poema, tejer, componer una canción, diseñar o crear un jardín o una serie de recetas para cada estación. 

Espero que estas sugerencias te ayuden. Navegar el año de la Hechicera es navegar con el viento en lugar de hacerlo en contra. Si no lo haces, las olas se romperán contra ti y el viaje será muy cansador y caótico. Para el resto del año, ve con la corriente, no pelees contra los cambios. Sé valiente y fluida. Dirígete hacia donde te lleve este viento. Recuerda que no necesitas viajar sola. Si ves a alguien en apuros con esta misma tormenta, ayúdala y juntas compartan la experiencia de una nueva dirección y un nuevo comienzo. 

Amor y abrazos desde el corazón 
Miranda Gray.